9no pilar del éxito: El Dinero

El Ingreso rara vez es mayor que el Desarrollo Personal

“Lo que usted obtenga será proporcional a su cambio.”

El café de Michael estaba enfriándose, por lo que decidió tomar la otra taza que Charlie le había ofrecido. Se levantó y sirvió otra taza, y mientras caminaba de regreso le pidió a Charlie que le enseñara el siguiente Pilar del Éxito.

-Sí, el pilar número nueve. Le va a gustar éste. Tiene que ver con el dinero.

-Sí tiene que ver con el dinero, claro que me va a gustar. Pero, ¿por qué es el número nueve?

¿No debería ser el número uno? Después de todo, el dinero hace ‘girar’ al mundo.

-Michael este es uno de los errores que mucha gente comete. En la realidad, el dinero no hace que el mundo ‘gire’.

-No puede decirme eso mirando esta casa.

-En la superficie, eso es lo que mucha gente piensa de la riqueza. Pero, para la mayor cantidad de gente adinerada, el dinero no es el número uno en sus vidas. Ellos han tenido dinero y se han dado cuenta que la vida continúa, tal y como lo hacía antes. Ellos pueden vivir en casas más lindas o manejar carros más lujosos, pero la vida continúa para todos. El dinero no resuelve los problemas de la vida.

Bueno, a mí me gustaría intentarlo. Charlie se rió.

-Michael, no dude que tendrá su oportunidad. Está aprendiendo mucho de lo que cambiará su vida.

-Eso espero. Siempre he querido ser millonario.

-¿Realmente? ¿Por qué?

-Para empezar, por seguridad.

-El dinero no le da seguridad, Michael. Si usted espera seguridad cuando sea rico, tendrá que esperar mucho tiempo.

-¿Por qué dice eso?

-El dinero siempre puede irse. Puede perderlo. Puede ser demandado. La inflación se lo puede comer. Pueden robarle. Cada año, puede oír que los que fueron millonarios o aúnmulti-millonarios se declararon en bancarrota, yendo de cientos de millones de dólares a la nada…. en un año. Imagine eso. Cuando estaba diciendo las últimas palabras, Charlie comenzó a toser. Estaba tan mal que se excusó y se fue al baño. Michael quedó solo, preguntándose por qué deseaba tanto tener dinero. Cuando Charlie regresó, ellos continuaron.

-Lo siento. Esta tos tan persistente es terrible. Entonces, ¿por qué quisiera tener más dinero, Michael?

-Bueno, supongo que para comprar todas las cosas lindas que quiero para mí y para mi familia.

-Sí, cuando miro Doce Pilares, veo una hermosa casa. Los carros en el garaje son maravillosos. Pero aquí está lo que el señor Davis dice: ‘Después de que se convierta en millonario, usted puede darlo todo porque lo que es importante no es el millón de dólares, sino en lo que se convirtió usted durante el proceso de volverse millonario.’

-¿Regalarlo? El no lo regaló todo.

-No, no tiene que regalarlo. Usted puede regalarlo, porque se convirtió en una persona que puede recuperarlo. Ganarse el millón de dólares lo hizo ser la persona capaz de conseguirlo.

Ahora usted puede hacerlo de nuevo, si lo necesita. Esta es otra cosa que el señor Davis enseña a la gente. El dice: ‘El ingreso rara vez es mayor que el desarrollo personal.’ Si usted quiere ganar un millón de dólares, tiene que crecer personalmente hasta el punto de convertirse en la persona que vale un millón de dólares. Tiene que gustarle en lo que usted se convirtió, no solamente el dinero. Usted sabe lo que el viejo proverbio dice; ‘Aquél que sólo ama el dinero, nunca le va a parecer suficiente.’

Michael miró hacia el techo, se recostó en su asiento y dijo:

-Yo sólo quiero saber cómo ganar más dinero.

-De acuerdo. Le puedo contar uno de los secretos más grandes para hacer una fortuna, que jamás ha conocido el mundo. Casi todas las personas acaudaladas de todos los tiempos, – salvo algunas pocas – han comprobado esta verdad. Esta es una de las favoritas del señor Davis. El dice: ‘Las ganancias son mejores que los salarios.’

Charlie dijo esto y se quedó esperando. Tenía un gesto de satisfacción en su cara. Pero,

Michael no lo entendió.

-¿Las Ganancias son mejores que los salarios?

-Sí, las ganancias son mejores que los salarios.

-¿Qué se supone que significa eso?

-Michael, es muy simple. ¿Usted quiere ganar un millón de dólares en un año?

-Claro ¡eso sería maravilloso!

-Si vendiera diez veces lo que vende ahora, ¿ganaría un millón de dólares en un año?

-No, ni cerquita.

-¿Y el dueño de su compañía? Si toda su gente de ventas vendiera tres veces más de lo que hacen ahora, ¿cree que ganaría un millón de dólares en un año?

-Creo que él produce un millón de dólares ahora. Como podrá imaginar la respuesta es sí.

¿Pero qué tiene que ver eso con esto?

-Usted está en un sistema de salario, Michael. El dueño de su empresa está en el sistema de ganancia o utilidad. Y, así como usted mismo se dio cuenta, las ganancias son mejores que los salarios.

-Pero, ¿cómo consigo ganancias en vez de salario?

-Usted debe trabajar para usted mismo. Si sigue trabajando para otra persona, no ganará mucho dinero. Claro que hay atletas profesionales y altos ejecutivos de las corporaciones en Estados Unidos que ganan mucho, pero ellos son muy pocos, estadísticamente son insignificantes. El noventa y nueve por ciento de la gente que es rica, se volvió rica trabajando para ellos mismos y capturando las ganancias. Las grandes riquezas que fueron heredadas, si usted les sigue la trayectoria, comenzaron con gente que creó su propia empresa.

-A mi edad, no creo poder retirarme del trabajo y comenzar de nuevo.

-Es por eso que tengo la impresión de que usted está estancado, -dijo Charlíe dándole un golpecito a Michael.

-Bueno, pero no me abandone tan rápido -se defendió Michael.

-No lo estoy abandonando. Sólo estoy de acuerdo con lo que usted dice. Si no empieza de nuevo, está estancado.

Charlie hizo una pausa y comenzó con una idea nueva.

-Hay una alternativa para abandonar y comenzar de nuevo.

-¿Cuál es? -preguntó Michael.

-Es otro de los principios del señor Davis sobre dinero y riqueza. A lo mejor es el comienzo de la respuesta a su dilema, como dice el señor Davis: ‘Trabaje tiempo completo en su trabajo y medio tiempo en su fortuna.’ A lo mejor puede empezar un negocio y hacerlo crecer hasta el punto en que pueda trabajarlo a tiempo completo.

-Bueno, eso puede ser viable. Tengo algunas ideas de cosas que quiero hacer de vez en cuando y aún no he hecho nada. Lo que pasa es que con la familia y todas las otras cosas, ha sido muy difícil.

-Cualquier cosa es difícil, Michael. Usted debe reconocer eso. Recuerde. El dolor de la disciplina o el dolor del remordimiento. Usted escoge. Si quiere trabajar duro, comience su propio negocio, conviértalo en una gran empresa, y alcance su independencia financiera; o prefiere permanecer donde está y esperar que el gobierno tenga suficiente dinero para ¿darle un poquito cada mes?

-Me gustaría tener independencia financiera, o lo que ello signifique.

-Independencia financiera es la habilidad de vivir con ingresos provenientes de sus fuentes personales. Esto es en su forma básica. Prefiere pagarse usted mismo, o que alguien le pague ahora y en el futuro.

Permanecieron sentados por unos pocos minutos, dejando que la sabiduría de las lecciones del señor Davis quedara flotando.

Charlie miró su reloj y se dio cuenta que tenía que salir.

-Tengo una cita con el doctor en cuarenta y cinco minutos, tenemos que terminar nuestra reunión. Pero, piense en estas cosas, Michael. Recuerde: todo en la vida son ventas, y las ganancias raramente son más grandes que el propio desarrollo. Esto lo debe tener presente.

Michael se levantó y se puso su chaqueta.

-Sí, lo tendré presente. Tengo mucho en que pensar esta vez, como siempre.

-Piense en cómo comenzar uno de los negocios. Y luego, aplique las dos lecciones de hoy: ventas y dinero.

-De acuerdo, lo haré. A propósito, pongamos hora para nuestra próxima visita. Tengo que volver por estos lados en tres semanas, ¿podría ser?

-Creo que sí. Tengo que arreglar el mecanismo del portón. Hay una pieza desgastada. Eso me tendrá por aquí. A lo mejor cuando usted pase lo estoy arreglando. Podría ser entretenido.

-De acuerdo, dejémoslo así, de todas maneras llamaré unos días antes.

-Perfecto, Michael.

Y antes de que Michael saliera, Charlie le dio un abrazo. Se habían hecho amigos.



Tomado del libro: Los Doce Pilares, Una novela de Jim Rohn y Chris Widener

Deja un comentario

Enviar whatsapp
1
Liberfly
Hola, te saludo en nombre de Liberfly 🦋
¿Hay algo en que pueda ayudarte?
Sera un gusto atenderte 😌