El secreto del dinero es servir

Es el turno de las profesiones creativas centradas en el servicio a las personas, que contribuyan a una vida con significado para los demás; y ha pasado el turno de las actividades sin cualificación y fácilmente reemplazables por tecnologías nuevas o por trabajadores a bajo coste en países emergentes.

Raimon Samsó

ESCRITOR Y COACH

Autor del libro Best-seller “El código del dinero”

En Occidente se abren paso con fuerza los servicios especializados en un millón de campos novedosos: coach pesonal, entrenador nutricional, coach espiritual, consultor medioambiental, telemédico, buscador de entidades de beneficencia, asistente personal, entretenimiento para adultos, canguro informático, teleasistencia a ancianos, orientador de ocio para jubilados, catering biológico… La lista no hace más que crecer.

En el continente europeo, así como en EE. UU. y Japón, el grueso de sus economías ya dependen del sector de servicios. Por ejemplo, en Estados Unidos representan el 80% de su PIB, en Europa y Japón más del 50% del PIB. Pero si en la actualidad los servicios dan trabajo al 80% de la población activa, no tardarán en suponer el 90%. Los servicios van a más, pero no me refiero a todos los servicios, sino a los servicios sofisticados, especializados, creativos, talentosos, diferenciados, innovadores, personalizados.

Si te decides por la economía intangible de los servicios, ¿qué servicios quieres proporcionar?

Se me ocurren diferentes opciones dentro de varias categorías, sin que sean excluyentes entre sí:

• Resolver problemas de las personas. En un mundo de problemas aquel que se especialice en resolver alguna clase de problemas tendrá el éxito asegurado.

• Evitar el dolor en las personas. El sufrimiento emocional y el dolor físico son dos estigmas de la humanidad. Si tu profesión contribuye a reducirlos, tu vida tendrá sentido y obtendrás recompensas.

• Aumentar el bienestar de las personas. No estar mal es una cosa y estar bien otra distinta, si encuentras modos de mejorar el bienestar, de algún modo, seguro que obtendrás buena acogida.

• Facilitar la vida a las personas. Haz lo quieras pero hazlo sencillo. Los negocios exitosos hacen más sencillo lo que antes era complejo.

• Añadir valor. Un buen negocio se basa en añadir valor en el proceso (si no hay aportación de valor, hay especulación). Cuanto más valor añadas, más dinero recibirás.

• Ahorrar tiempo. El tiempo es importante para tus clientes. Si puedes darles lo mismo que en otro lado pero tú se lo das en la mitad de tiempo, ¿a quién crees que elegirán?

• Contribuir al sentido y al significado. Satisfechas las necesidades básicas para subsistir, la demanda desea la obtención de significado. Los negocios que se centren en el vértice superior de la pirámide de Maslow tendrán garantizado su futuro.


Tomado del libro: El Código del dinero

Deja un comentario

Enviar whatsapp
1
Liberfly
Hola, te saludo en nombre de Liberfly 🦋
¿Hay algo en que pueda ayudarte?
Sera un gusto atenderte 😌